Publicado el

ACTIVACION DEL CORAZON SAGRADO DE JAMES TWYMAN LECCION 4.

Activación del Corazón Sagrado, James Twyman y el Maestro Yeshua, todos los videos han sido realizados por la Maestra Stivia. Lección Número 4.

 

 

Esta es la enseñanza de la activación del corazón sagrado dadas por el Maestro Yeshua, y James Twyman, cada semana vas a estudiar una lección, cada semana la cambiaras a la que sigue y así hasta terminar las 33 lecciones de la enseñanza de este curso gratis de la Activación del Corazón Sagrado. Se va a escuchar una lección cada día de la semana, ejemplo comienzo con la lección 1 el día Lunes, la voy a escuchar día con día sin fallar hasta el día domingo, y luego el siguiente Lunes paso a la Lección 2, y así hasta llegar a la Lección 33 del curso gratis de la Activación del Corazón Sagrado.

Te aconsejo que realices esta activación del corazón sagrado para que te cambie tu vida, que al fina de todas estas semanas del curso de la activación sagrado, tu vibración va a aumentar y expandir el amor que hay en ti, hacia dentro y dar amor hacia afuera, tener esa visión llena de amor que algunos ya poseen, la viven pero sobre todo la manifiestan, te deseo que lo comiences y llegues hasta la meta de las 33 semanas de estudio diario de la activación del corazón sagrado solo te lleva unos minutos, y valdrá la pena, si quieres compartir tus experiencia esta la página de contacto y escríbenos, bendiciones para todos. Ahora solo te digo que solo escucha el video hasta que termine la Lección Número 4.

 

 

 

 

Terapias de Sanación a Distancia cualquier situación de Síntomas de enfermedades pide informes en la página de contacto, o visita la tienda online.

 

 

Hubo un tiempo en el que os veía muy lejos de mí. Ahora ese tiempo pasó porque os he llamado amigos en vez de discípulos. Ya podemos sentarnos todos junto al fuego para que os cuente las cosas que tengo claras, e igual de claras os parecerán a vosotros y no confusas e indistintas como os parecieron en su día. Es hora de que nos relajemos y seamos como una familia porque sólo de esta forma comprobaréis que todos somos el mismo. Mi mente es la vuestra y el momento de mi despertar fue el vuestro también. Sabiendo esto, me gustaría compartir una historia con vosotros. Dejad que los detalles se hundan en vuestra mente y la lección en vuestro corazón y así comprenderéis a dónde nos conduce este Camino:

Imagina una casa repleta de Luz. No hay nada en esta casa a excepción de un cristal inimaginablemente brillante en su mismísimo centro que refleja y que potencia la Luz que entra por las ventanas. A pesar de estar vacía la habitación no necesita nada. La Luz vibra con una esencia indescriptible, nunca vista, y estás contento de estar allí en Perfecta Alegría.

Pero un día piensas que no te agrada tener una casa tan vacía. Resulta tranquila y confortable pero crees que debería haber un lugar donde “TÚ” pudieras sentarte; y traes muchas sillas y sofás que llenan cada habitación. Entonces otro pensamiento decide que también debe haber un sitio para que “TÚ” cenes, porque no está bien comer en una silla; y compras mesas y las colocas en su lugar apropiado, y más sillas para ponerlas alrededor de las mesas. Después miras a tú alrededor y compruebas que no hay una cama donde “TÚ” puedas dormir; así que vas y compras una cama blanda y lujosa para ti y algunas más por si algún día tienes invitados. Día tras día llenas la casa con todos los muebles que deseas hasta que llega el momento en que decides que ya es suficiente.

Pero algo más ha cambiado también. Echas un vistazo a la casa y te das cuenta de que la Luz que una vez salía de cada rincón se ha debilitado. Y colocas lámparas con las que das más luz, pero por más lámparas que compras no eres capaz de igualar su brillo con el de aquella Luz que conociste. Entonces vas y te sientas en tu silla favorita justo en el centro de la casa. Según te sientas te acuerdas del cristal que fue casi olvidado con las prisas de llenar la casa con aquello que “TÚ” necesitabas para sentirte cómodo.

 

Miras el cristal y ves el brillo tenue de esa Luz que una vez conociste, la que en su día llenó tu vida. Entonces un nuevo pensamiento aborda tu mente y examinas eso que antes “TÚ” considerabas tan importante y por lo cual llenaste la casa de muebles y objetos decorativos. Pero ¿dónde se encuentra ese ser esquivo que tanto pedía? A pesar del empeño puesto en la búsqueda eres incapaz de encontrar a ese “TÚ” que tan importante te resultaba hace bien poco. Tal vez haya demasiados muebles, piensas, así que vas retirando una a una todas las sillas, después los sofás, y hasta las mesas. Subes a la planta superior y quitas también las camas, las lámparas y todo lo que compraste. Por fin, miras y ves algo increíble. La Luz ha vuelto.

Y ahí estás, igual que cuando empezaste. Ya no están los muebles que bloqueaban la Luz del cristal y la casa entera vibra de nuevo llena de Vida. E igual vibras tú porque sabes que tú eres ese cristal y esa Luz, y esa casa y ese “TÚ”.

Este tiempo que estamos pasando juntos, todas estas lecciones, pretenden ayudar a la Luz a volver a tu mente. Y no completaremos esta tarea sumando otras cosas sino restando todas aquellas que han estado bloqueando la Luz desde tu experiencia consciente. Ese cristal, o tu alma despierta, serán suficientes. No se necesita nada más.

Pero ¿dónde está ese “TÚ” que estás buscando? ¿Existe realmente o era simplemente un concepto que se utilizaba para distraer a tu consciencia pura? Y ¿quién es ese que busca? Tus pensamientos son los que han creado a este ser, por tanto, son los únicos que lo pueden eliminar descubriendo la Verdad de que tú no puedes ni crear ni eliminar. Esto es lo que buscamos hoy.

 

Simple, pero el “TÚ” que estás buscando no existe. Alégrate, porque el que te des cuenta de esto es el comienzo y el final de tu viaje.

Entonces ¿quién eres? Tú eres el cristal que EXPANDE la Luz. La Luz está ya completa y realizada en el interior de ese cristal. No puedes cambiar, y cualquier cosa que haya en tu interior que parezca cambiar no es lo que tú eres. Puedes jugar con ello si quieres, pero no te enganches. Aférrate sólo a la esencia eterna que está más allá de tu influencia y entonces verás que no hay nada más allá de ella. ¿Comprendes esta sutil diferencia?

El Arte de la Pacificación Espiritual es el arte de eliminar aquello que bloquea tu Luz para que pueda brillar por sí misma. No necesitas “hacer” nada. Sólo tienes que “SER” quien tú eres. Eres la Luz de la Gracia Eterna, la Pura Esencia del Ser de Dios. Deja de intentar comprenderlo con tu mente ya que ésta es la forma más sencilla de no conseguirlo nunca. Simplemente comprende que ésta es la verdad AHORA, en este preciso momento, completamente desvelada, TANTO SI ERES CONSCIENTE DE ELLO COMO SI NO.

El Arte de la Pacificación Espiritual no tiene nada que ver con cambiar a nadie, incluyéndote a ti. Es la profunda comprensión de que no hay nadie a quien cambiar, ni siquiera a ti mismo. Entonces es cuando tú Yo eterno se descubre y todo vuelve a su lugar natural. Si decides atravesar esta puerta ahora, Tú puedes. ¡Ya estás listo!
Tu Hermano.

 

Terapias de Sanación a Distancia cualquier situación de Síntomas de enfermedades pide informes en la página de contacto, o visita la tienda online.

 

Tú Donativo es importante apóyanos, con una aportación económica, para continuar con nuestra expansión de enseñanza espiritual y pagos de recursos para continuar nuestra labor.

Tu Donativo ahora, gracias.


Maestra Stivia.

México

 

www.reikimasterstivia.com

 

Suscríbete al Canal de Youtube Reiki Master Stivia:

https://goo.gl/ao2uye

 

Canal de Youtube de Satori Kwan Yin

https://goo.gl/Um7Mkx